El 26 de mayo se lanzó al espacio un satélite de comunicaciones para la compañía Eutelsat. Su cohete Zenit-3SL despegó desde la plataforma flotante Odyssey.

El llamado Eutelsat-3B partió a las 21:10 UTC, desde un punto situado en el ecuador, en el océano Pacífico. El satélite fue liberado en la ruta prevista tras varios encendidos de la etapa superior de su vector, la Block DM-SL.

Construido por la compañía europea Airbus Defence and Space sobre una plataforma Eurostar-3000, el vehículo pesó 5.967 Kg al despegue. Está equipado con 51 repetidores repartidos entre las bandas C (12), Ku (30), y Ka (9). Con ellos proporcionará servicios de video, telefonía, Internet, etc. a toda Europa, África, Oriente Medio, parte de Asia y zonas de Sudamérica, desde la posición geoestacionaria 3 grados Este. Se espera que permanezca operando durante al menos 15 años.

El satélite, que maniobrará durante los próximos días desde su órbita de transferencia hasta alcanzar su punto de trabajo definitivo, ya ha contactado con las estaciones de control.